Consejo Mexicano de Psicología

Síguenos

Enlaces

http://amapsi.org/Imagenes/amapsi-org.gif

 

Foto: techo.org

Los que suscriben el presente Pronunciamiento, Past Decanos nacionales, regionales  y past directivos de la Orden Profesional se dirigen a la comunidad de psicólogos y a la ciudadanía en general para expresar lo siguiente:

  1. El año que termina nos deja innumerables experiencias sociales que merecen una seria reflexión profesional y ciudadana despojada de todo prejuicio político, religioso, cultural e ideológico si de veras tenemos disposición de asegurarles a nuestros hijos una verdadera comunidad de valores y justicia.
  2. La Madre Tierra, el hogar de todos, continúa siendo saqueada en forma salvaje y compulsiva por empresas y sujetos codiciosos que medran del patrimonio común de la humanidad por puro afán mercantilista ante la indiferencia y/o complicidad de gobernantes. Incluso las comunidades que habitan históricamente en áreas susceptibles de explotación minera o petrolera son expulsadas a viva fuerza por las llamadas fuerzas del orden.
  3. El feminicidio y otras modalidades cobardes de violencia contra la mujer; el generalizado e impune ejercicio de la pedofilia abusando de relaciones de poder institucional o personal y la violencia familiar; junto con el bullying y otras tipologías de violencia en la escuela, que incluye la violencia institucional y pone en situación de riesgo a casi 8 millones de niños y adolescentes que se hallan en franca indefensión por la ausencia de políticas de convivencia que el Estado debe institucionalizar, configuran dos enormes escenarios (familia y escuela) en donde la inoperancia de las autoridades son clamorosas.
  4. La purulencia social se completa con los escándalos de corrupción de autoridades judiciales, ediles, empresariales y de políticos de alto rango, que luchan denodadamente por conservar su impunidad y el dominio monopólico de la corrupción, para lo que están dispuestos a acabar con todo rastro de democracia que aún conocemos. Ante estas poderosas y oscuras fuerzas lidian dignos y heroicos fiscales y jueces en la más completa orfandad oficial, pese a lo cual han logrado movilizar importantes sectores ciudadanos que en las calles han repudiado a los criminales y  respaldado su gestión, haciéndonos sentir que aún existen esperanzas de rescatar nuestro país.
  5. ¿Ante este terremoto social, que rol hemos tenido los psicólogos? , o debiéramos preguntarnos, ¿Qué rol debemos asumir en estas circunstancias? Si los psicólogos somos los profesionales de la calidad de vida (no de la patología como lo presumen las facultades de Psicología), tendremos que admitir que no hemos estado a la altura de las exigencias sociales, humanas y profesionales; que hemos estado más atentos en explicar cuanto de patología existe en los actores de la corrupción y con ello justificar la crisis moral de nuestro orden socio político y jurídico. Pero estamos a tiempo, debemos tener la audacia de abandonar el parapeto de los consultorios con mandil premunidos de test de poca utilidad y encarar la vida y las personas en su escenario natural donde conoceremos mejor los problemas que son necesarios abordar. Leer la realidad es conocer los problemas psicosociales.
  6. La Orden Profesional de los Psicólogos tiene iniciativa parlamentaria, es decir que tiene la facultad de promover proyectos de ley ante el Congreso de República. Del mismo modo entre sus atribuciones legales está la de colaborar con los Sectores de Educación, Salud, Trabajo y demás instituciones públicas y privadas que lo requieran, brindando recursos humanos en las situaciones excepcionales que se produzcan en el país. Nada de esto ha formado parte de la agenda del Colegio de Psicólogos en los últimos años, lo que es francamente decepcionante, porque de este modo  el rol de los psicólogos se ha inutilizado y sólo cobra  alguna mención cuando de explicar hechos luctuosos que han atentado contra los niños y la mujer se trata, sin proponer la urgencia de asumir medidas de prevención y educación en la escuela y la familia.
  7. Desde estas líneas exhortamos a nuestra Orden Profesional y a la comunidad de psicólogos a asumir con responsabilidad y mística nuestra capacidad profesional de servir a la comunidad.

    Héctor Lamas Rojas · Julio César Carozzo C. · Luis Zapata Ponce · Luis Benites Morales · Jesús Romero Croce · Luis Palomino Berrios · César Ruiz Alva · Marco Antonio Magán · Luis Raffo Benavides · Ricardo Mandamiento Ayquipa · Víctor Horna Calderón · Luis Pimentel Santiago · Pedro Jaramillo Arica