Consejo Mexicano de Psicología

Síguenos

Enlaces

http://amapsi.org/Imagenes/amapsi-org.gif

 

Fuente: Milenio

Los trastornos de la conducta alimentaria no discriminan gente de todos los géneros, edades, razas, identidades étnicas, nacionalidad y estatus migratorio, habilidades, tallas, pesos, figuras corporales y antecedentes socioeconómicos, pero sí, a todos por igual, los afectan.

Y es por ello, que, bajo el lema: “Los Trastornos Alimentarios No Pueden Permitirse Esperar”, éste próximo 2 de junio, la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) realizará una serie de actividades coordinadas por más de 250 organizaciones de 45 países del mundo, todo ello, dentro del marco del Día de Acción por los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) a celebrarse el próximo 02 de Junio.

Estos trastornos afectan a más de 70 millones de personas en el mundo y tienen la mortalidad más alta de cualquier enfermedad mental.

Sin embargo, a pesar de ello, mucha gente no recibe tratamiento, aunque las nuevas investigaciones y métodos demuestran resultados positivos para la recuperación completa.

Por eso, el objetivo principal de la serie de actividades de la SSJ, es hacer un llamado para que los cuidadores reciban apoyo y los profesionales de la salud estén entrenados apropiadamente y unificar los esfuerzos para mejorar el entendimiento de los TCA.

En la edición 2019, la SSJ se sumará a las actividades coordinadas por la Consulta y Asesoría Integral para el Tratamiento de la Anorexia y la Bulimia A.C. (CAITAB), el Consejo Mexicano de Psicología, la Asociación Jalisciense de Nutrición (AJANUT) y el Colegio de Médicos Especialista de la Nutrición (COMENU).

Las cuales se desarrollarán en un simposio llamado “Tratamiento del trastorno por atracón”, además, de la Obra de Teatro “La parálisis del sueño” el cual se llevará a cabo éste viernes 31 de mayo, en el Centro de la Amistad Internacional, de 16:00 a 20:00 horas.

Y como parte de las mismas actividades del Día Internacional de los Trastornos de la Conducta Alimentaria, se iluminarán, en color morado, algunos monumentos y espacios públicos, como por ejemplo la Glorieta de La Minerva, tal y como sucedió el año pasado.