Consejo Mexicano de Psicología

Enlaces

http://amapsi.org/Imagenes/amapsi-org.gif

 

Síguenos

En el marco del Primer Congreso Internacional del Consejo Mexicano de Psicología (Monterrey, México) se renovó el directorio del CMP, quedando de la siguiente manera:

José Rogelio Díaz Salgado
Presidente
Sofía Magdalena Hernández Robles
Vicepresidente
María Rosario Espinosa Salcido
Secretaria
Laura Guadalupe Zárate Moreno
Tesorera
Javier Margarito Serrano García
Vocal de la zona centro
Mario Servando Bravo Orozco
Vocal de la zona norte
Rubén Edel Navarro
Vocal de la zona oriente
Jorge Campoy Rodríguez
Vocal de la zona poniente

Breve reseña de los acontecimientos

La Constitución Nacional Paraguaya vigente fue promulgada en el año 1992. Entre sus principales características se encuentra la prohibición expresa de la reelección presidencial, la cual, en la forma actual de su texto, queda taxativamente excluida como posibilidad. En su momento, esta determinación fue tomada por los convencionales constituyentes en respuesta a la nefasta práctica de las reelecciones indefinidas, que fueron una de las perversiones políticas más dañinas que tuvo la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989). Este, amparado en la Constitución de 1967, había intentado siempre darle una apariencia legal y democrática a su régimen de facto, a través de elecciones de fachada pero aviesamente manipuladas y sin reales posibilidades de competencia igualitaria a los sectores “opositores” que tenían representación parlamentaria. En la práctica, los integrantes de esta “oposición” eran conciencias alquiladas y al servicio obsecuente del tirano, mientras la verdadera permanecía perseguida y capturada en los calabozos, o sometida a frecuentes e inhumanas prácticas de abusos y tortura. Esto hizo que los convencionales constituyentes de 1992, conscientes de las aspiraciones del pueblo paraguayo de vivir en el pleno ejercicio cívico de la libertad, eliminaran de manera inequívoca la reelección en el texto constitucional, para suprimir definitivamente cualquier posibilidad de repetir, con nuevos actores, las nefastas experiencias del pasado. Con el advenimiento de la democracia, varios de los nuevos mandatarios civiles volvieron a plantear el tema de la reelección presidencial y la persiguieron con diferente intensidad y disímil es estrategias políticas, a veces con un acento claramente demagógico, pero siempre debieron retroceder ante la infranqueable cláusula normativa de que la reelección no está permitida “en ningún caso”.